Placer prohibido |

Placer prohibido

Dicen que el roce hace el cariño…y compartir tantas horas con los compañeros despertó mi curiosidad hacia uno de ellos, empezaron las miradas…algún guiño que otro y empezamos a vernos fuera del entorno laboral, primero un vino, algún que otro roce, pasamos a una cenita y hasta aquí todo perfecto….pero llegar al trabajo y volver a vernos despertó un morbo insospechado, cualquier excusa para coincidir un momento, besos robados en la puerta del lavabo, piernas que se tocan despacito por debajo de la mesa mientras seguimos comiendo como si nada pasara. Los compañeros ajenos a nuestra aventura y nosotros buscando la oportunidad de acercarnos…las pulsaciones se aceleran y unas gotitas de sudor resbalan por la frente…. sabemos que seguiremos mientras no nos descubran, porque como siempre lo prohibido …

Publicado en: Fantasias Vibrantis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>